La primera vez que el sol de Africa se levanta ante ti, tu vida cambia para siempre. Ya no vuelves a ser la misma persona, y para algunos privilegiados, el mal de África se hace con nosotros y como cualquier otra enfermedad del alma, no puedes evitar padecerla el resto de tu vida. El único alivio posible, ya que no existe curación alguna, es el de pisar esa tierra y ligarte a ella de la manera que sea, con todas […]