Chocolate is always the answer

Como belga que soy (aunque no lo digo muy alto), tenía que daros una receta digna de mi país natal. Una receta de siempre, a base de chocolate negro, una receta que gusta a todos, y que nos apetece en cualquier momento del día.

Fotografía; via Pinterest

Sabemos todos los beneficios del chocolate negro, encontramos que por ejemplo que el olor del chocolate incrementas unas ondas cerebrales (las llamadas thita), lo cual no provoca un efecto relajante.
El chocolate negro contiene más cacao y menos azúcar que otros chocolate, ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexibles y aumenta los niveles de antioxidantes en la sangre.
Algunos estudios han demostrado que los hidratos de carbono del chocolate elevan los niveles de serotonina en nuestro cerebro, que nos proporciona sensación de bienestar, y algunos hasta que los hombres que comen chocolate habitualmente viven un año más que los que no lo hacen ( sin hablar de otros factores claro).
Todo en su justa medida, sin obsesionarse ni pasarse en cantidades, no puede hacernos daño.

Fotografía: Via Pinterest

A petición de una chica que asistió a uno nuestro curso de ESPECIAL QUESO, me pidió una receta de Fondant au Chocolat, sin harina y que este coulant por dentro.

Como comentaba Federica en su última entrada en Federica’s Kitchen, apostamos por una cocina basada en la materia prima, en su calidad, en comprarla de temporada, local y, en mi caso, de procedencia ecológica.
Hace unas semanas me leí el artículo de Jesús Rodríguez del País Semanal dedicado al famoso y joven cocinero René Redzepi, donde se defiende y promueve la pureza de los productos naturales. Según este “explorador gastronómico” es crucial ver “dónde y cómo crece una baya o a una abeja polinizando una flor que va a formar parte de un plato único”.
Nos gusta René porque como nosotros cree en la proximidad del producto.
Todo esto para recordar la importancia de comprar productos a nivel local, de proximidad, y de temporada, así sabemos de dónde provienen nuestros alimentos, defendemos y apoyamos los pequeños comercios, cortamos la cadena de distribución que gasta en gasolina etc., teniendo como base de nuestra alimentación productos más ricos en nutrientes, y mejores a nivel gustativo.

Volviendo al tema del chocolate, para nuestro Fondant ‘Made by Chloé’ el tipo de chocolate que vayamos a utilizar determinará nuestro producto final. Yo sigo los consejos de la pastelera Kim Boyce ( que ha sabido reinventar los postres utilizando harinas WHOLE GRAIN: “ As I focusedon the individual flavors of the various flours (Kamut, Oat, Spelt, Quinoa, Rice, etc), I began appreciate what was unique about them. I son foun do ut that I enjoy ed baking with them”.
Ella nos aconseja utilizar el chocolate de la marca francesa Valrhona, por su gusto y por ser fácil de derretir. En Madrid, el único sitio donde lo he encontrado ha sido en el Corte Inglés de Castellana, en el espacio Gourmet.
Yo siempre compro un chocolate con más de 70% de cacao, por tener más cacao y menos azúcar, sobretodo en recetas que ya llevan azúcar, para no endulzar todavía más.

Lo siguiente a tener en cuenta es la procedencia de los huevos. Compramos siempre huevos “0” (o “1), es decir: en el caso del código “0” que aparece en la cáscara, huevo bio procedente de gallinas criadas en pleno aire y alimentadas con agricultura biológica. Una parte de la ración alimentaria tiene que provenir del lugar donde las gallinas son criadas. La densidad máxima es de 6 gallinas por metro cuadrado al interior. Al exterior, son libres de ir.

Fotografía; Chloé Sucrée

La mantequilla. Mmmm, últimamente yo cocino sin mantequilla, y mis postres llevan aceite de oliva, o bien puré de avellanas o almendras.
Si la mantequilla engorda, pero nos encanta y nada puede reemplazar su sabor!
Y en el caso del fondant, la mezcla chocolate negro y mantequilla francesa semi-salada es puro placer.
Yo suele cocinar mis postres con mantequilla semi-salada, me encanta el punto de sal que le da, acompañada del chocolate. Es único!

Y mucho mimo cocinando! ;)

Lista de compra
Entre 6 y 8 personas
.200gr de chocolate con más de 70% cacao
.6 huevos orgánicos
.120gr de mantequilla semi-salada
.80gr de azúcar moreno (pasado por la batidora para que este fino fino)
Opcional: 1 taza de café

Precalentar el horno a 200ºC.
Separar las yemas de las claras. Batir las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y unas gotas de limón.
Fundir el chocolate con la mantequilla (y el café si se quiere) al baño maría.
Una vez fundidos, incorporarlos a la mezcla yemas-azúcar.
Añadir las claras con mucho cuidado, para que no se rompan. Mezclar con una cuchara de madera de abajo a arriba, hasta que todo este homogéneo.
Verter todo en un molde de borde alto ( en francés, se llaman moule à manqué)
Poner en el horno durante unos 15 minutos.
Dejar enfriar…el corazón del fondant debe estar coulant…

Bon Appétit!***

P.S: la semana que viene voy a Bélgica, y vendré cargada de chocolates praliné, noir, praliné fondant, dessert 58….Mmmmmm

0 Comments

Leave a Comment