Naci hace 40 años en roma, a las 17 de la tarde, mi madre me decía siempre que el parto fue largo y tedioso, parecía que no quería salir al mundo. Me sacaron a la fuerza con forcebs y ese fue mi primer impacto con la vida real.

Vivo entre un mundo forjado a mi medida, donde las emociones y lo intocable fluyen en un equilibrio mágico y la vida real donde suelo tropezar y esconderme para que no me reconozcan. soy italiana, romana de pura cepa y españa me adopto hace ya muchos años. amo la cocina, no puedo vivir sin ella.

Exalto la materia prima hasta la obsesión. amo el campo, el mar, el bosque y los animales: mis hijos tienen pelo y cuatro patas, tres perros y un burro. hace dos años cambie mi vida, deje la ciudad, deje la locura y me refugie, para empezar de nuevo, llena de heridas y con el corazón rugiendo, sumergida en la naturaleza, a escasos kilómetros del mar cantábrico y tras un bosque frondoso y que huele a mar. es eso posible? que un bosque huela a mar, el mio si.

Ademas escribo. sin parar y sin palabras suficientes. mi imaginación no tiene limites. la literatura fluye por mis venas como los glóbulos blancos. Caí y me levante muchas veces, y ahora en una maravillosa carrera de fondo, aprendo día a día y descubro los secretos de esta aventura llamada vida, que me enseño que lo importante no es llegar sino lo que sientes mientras recorres tu camino.