Mothers & Daugthers

130 Views 0 Comment
Gracias a la inspiración de Sally from The Workshop Flores, una nueva propuesta de atelier cocina:‘Mother & Daughters’.
Para las niñas y niños más peques acompañados de sus padres: aprendan a divertirse ‘cocinando’, jugando con la masa, mezclando ingredientes, descubriendo y probando nuevos sabores…
Una ocasión perfecta para pasar máaaas tiempo con ellos, iniciándolos al mundo de la cocina…y cocinar juntos, transmitir ese gusto por la comida casera y sana.
Es algo que se ha ido perdiendo entre el poco tiempo que ‘encontramos’ ahora y la comida fast food, ya no sé dedica tanto tiempo como antes a cocinar juntos, transmitir ‘les savoirs-faire’, a preparar la mesa (a mí siempre me ha gustado), y a comer todos juntos!

Fotógrafa: Julia Fishkin

Y si consigo/conseguimos despertar un poquito el interés y la curiosidad por cocinar ya será todo un éxito! No?Además cocinar tiene algo terapéutico y relajante…el sábado pasado vino un grupo de 9 niñas ‘parlanchinas’ y una de ellas estaba de paso todo el rato mezclando la harina con sus manos, y decía “me encanta, me encanta, que relajante”! Que gusto oírla decir eso!
Para los más peques no buscamos lógicamente que retengan la receta o que hagan tareas complicadas y que requieran de mucha concentración, sino que compartan esa experiencia, ese momento con sus padres. Y que conozcan a otros niños, que están compartiendo las mismas experiencias, emociones y novedades.Beneficios importantes incluyen el desarrollo de las destrezas motoras finas y gruesas, observan y repitan.
También fomenta el desarrollo de la alfabetización, ya que los niños leen recetas con sus padres. No importa que no sepan leer, se van familiarizando con palabras, sonidos asociándolos a ingredientes y materiales de cocina. Favorece el desarrollo del lenguaje, al nombrar las cosas, descubrir las cosas y preguntar por ellas
Los ayuda a explorar las diferentes texturas, los colores y los sabores de las cosas (diferenciar entre lo dulce y lo salado).Cocinar les enseña a usar utensilios (deben ser de plásticos para evitar algún accidente), y poder diferenciar qué comidas son más saludables.
Por supuesto, incorporan hábitos saludables y nociones sobre nutrición.
Ya un poco más mayores se implican más y son capaces de acordarse de la receta, de la elaboración, de su lógica, de la paciencia, etc.
Una receta que hice con un grupo de 4 niñas divertidísimas entre 4 y 5 años fue el Crumble Poires-Chocolat! Perfecto para esa edad ya que no es nada complicada, y el objetivo es crear una masa-galleta con la punta de los dedos. Tienen que poner las manos en el bol con harina-azúcar moreno-mantequilla en trozos y mezclar hasta obtener una masa como si fuese arena gruesa. Y lo hicieron genial, aquí el resultado!
Yo por lo menos lo pasé genial con ellas! Y quiero repetir!

À très vite,

Chloé Sucrée
Facebook: Chloé Sucrée
650 86 76 12

Espacio Federica&Co.
Calle Hermosilla 26

28002 Madrid

0 Comments

Leave a Comment