urban antique

¿Qué es Urban Antique? Contestando esta pregunta es sin duda la mejor manera de inaugurar este apartado del Blog. Urban Antique es prácticamente mi día y noche,

la razón de casi todos mis pensamientos, de mis millones de recortes de papel, de esos gastos que justificar de muchas revistas de todo el mundo que a cada momento alimentan mi ínfima experiencia en el mundo de la decoración, los muebles, los cachivaches y el buen gusto.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Como ya he contado muchas veces, estudié Literatura, arte y filosofía y quería ser escritora, así que nunca he tenido ningún tipo de formación en cuanto al mundo de la decoración, no tengo un talento especial y tampoco soy ninguna experta, y admiro a todos aquellos que con tanta veneración hoy en día destacan en España como indiscutibles profesionales.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Soy hija de una decoradora, de talante veneciano, toscano, florentino, amante de los Medicis, de Murano, de Venini.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Y posiblemente por esta razón, he tenido la suerte de crecer aprendiendo de la extraña sensibilidad que desarrollamos los niños cuando algo nos sorprende una y otra vez, y se convierte en una costumbre de la que primero huimos, pero que tras un tiempo de adaptación, reconocemos como una huella de identidad.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Nuestra historia es muy sencilla: después de años dedicados a la moda, pensé que sería algo diferente, ya que no me dedicaba a la escritura, investigar un poco más el mundo de los muebles, sobre todo de las piezas únicas francesas, del estilo único Gustaviano, y como lo tímidamente defino: “L Arte povero di Campagna”.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Además, Jaime y yo organizamos nuestra boda nosotros mismos y nos fuimos al sur de Francia a buscar piezas especiales, linos antiguos para hacer los manteles, muebles para el jardín, floreros antiguos para las mesas y todo tipo de detalles.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Y para más acierto, mi familia por completo vive en Francia, estudié y viví en París y la primera vez que fui a la Provenza (donde todos compramos hoy más mayores) a un mercado en medio de la nada a las seis de la mañana, tenía tan sólo 8 años.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Para mi era muy fácil. Y cuando aterrizamos Jaime y yo en nuestro primero Deballage hace ya tres años, pensamos, nos miramos y volvimos a pensar que porqué no intentábamos crear algo parecido en Madrid, nada fijo, no un anticuario (sobre todo porque no tenemos ninguna idea), no una tienda

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

sino Deballages como los hay por todo Francia, con muebles adorables, con historia pero sin elucubrar en periodos, estilos sin ser presumidos, originales y autenticos, con perfume, con recetas para la sencillez y lo extraordinario.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Y para mi asombro, la abuela de Jaime, una mujer magnífica e inmutable, una Sueca de 1´80 más elegante que Jackie al sostener su preciosa hija aún bebe… Es y ha sido, una de las mejores decoradoras de España y propulsora de un estilo único lleno de vida. Y nosotros…

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Bueno, nosotros no sabemos nada más que lo que nos gusta y nos da un vuelco al corazón. Y los principios fueron muy difíciles: selecciones muy equivocadas, piezas raras, grandes y absolutamente fruto del entusiasmo pero de la inexperiencia. Y tuvimos ganas de tirar la toalla, muchas veces la verdad. El fracaso continuo desanima a cualquiera, y más en estos tiempos que todo es tan tan complicado.

Fotografía: Federica

Fotografía: Federica

Hasta que un día Urban Antique se fundió en Federica & Co, y perdimos el miedo a comprar piezas únicas, antiguas, difíciles de encontrar; hasta que un día nuestro camión arrasó con la Provenza, subió al Norte de Bretaña, llegó a Lille, bajó a París, bordeó Cognac, disfrutó en Biarritz, volvió a Lyon, rozó Grenoble y siguió sin destino alguno.
Y seguimos fieles al mismo estilo, todo lo escandinavo anterior al XIX y la querida Suecia. Rumanía, Hungría, Francia, Belgica, Holanda. Mundos que explorar y descubrir: Y cada única pieza, cada sencilla servilleta al vaso más anodino, pasa por una corazonada. No hacemos nada especial, sólo elegimos lo que más nos gusta.
Sencillo, al fin y al cabo, no tenemos ni idea, sólo compramos muebles y los vendemos, que es lo que nos gusta. Y estamos juntos, con los chicos por supuesto. Eso sí, viajamos cada 3 semanas, sin parar, con los minutos contados y nuestro mundo se deshace y se transforma en movimiento cada 15 días. Juntos.
5 Comments
  • maria angeles moya lozano

    Responder

    te deseo lo mejor en tu nuevo proyecto tus niños seran muy felices un beso

  • Borja

    Responder

    Os descubrí cuando estábais a puntito de abrir vuestras puertas, yo parado con los «warning» del coche en la puerta del garaje por donde me pitaban vuestros camiones cada vez que daban la vuelta a la manzana para que me apartara. Me llamó la curiosidad, qué se estaba cociendo ahí dentro. Unas semanas más tarde pasé por ahí, y vi que habíais abierto, entré y desde entonces es mi rincón favorito de Madrid. Es un oasis de ensueño, me embriaga la música y la decoración que tenéis. Simplemente espectacular.

  • Jenny

    Responder

    Me encanta!!! que maravilla y que buen gusto, felicidades por arriesgar y conseguir hacer algo que os apasiona…..felicidades

  • Barbara

    Responder

    Descubrí Urban Antique el otro día por casualidad caminando por la calle…¡qué descubrimiento!!! No puedo explicarlo…me sentí mágica, quería bailar y cantar…es como haber encontrado un tesoro, un mundo mágico en medio de la urbe, sí, ¡mi corazón dio un vuelco! Vuestro proyecto es un sueño hecho realidad, hay que tener muy buen ojo, gusto e intuición para reunir esas piezas tan maravillosas. ¡Fantástico!

  • ana

    Responder

    qué envidia!!
    por desgracia no conozco urban antique en persona, tan sólo por internet, pero desde las primeras fotos que vi me encantó, creo que eso no lo puede hacer cualquiera, la sensibilidad no se aprende, quizás se hereda y se puede mejorar pero si no es innata no sale bien y desde luego lo vuestro debe venir de antiguo. la suerte es que encima os habéis encontrado y os habéis unido y se nota que disfrutáis haciendo esto y seguramente por eso os sale tan fantásticamente, a mi
    aparte de sentir admiración por vuestro trabajo me dais mucha envidia. gracias por vuestras inspiradoras fotos

Leave a Comment